martes, 18 de junio de 2013

¿Y si innovar fuese reciclar?: 5 maneras de innovar tus contenidos sin morir en el intento.

¿Cómo puedo hacer que mis contenidos mejoren? A veces volcamos todos nuestros esfuerzos en innovar mediante ideas que no siempre son viables o son poco pedagógicas. No obstante, hay formas muy fáciles de cambiar lo que hacemos y lograr que el contenido sea mucho mejor y más atrayente para el alumno sin alterar las bases de lo que ya sabes funciona.

A continuación propongo varios aspectos de un curso que puedes ir alterando para mejorar la experiencia del usuario y sobre los que puedes hacer pequeñas mejoras constantes.


1. Crea experiencias: el alumno tiene que experimentar el contenido. Crear experiencias no es dificil: Pueden ir desde el serious game  más sofisticado hasta pedirle al alumno que haga una actividad práctica y nos la envíe. No se trata de pedir largas redacciones sobre 'Cómo se hace algo',  sino  de pedir que nos envíe el resultado del ejercicio en sí (una imagen, un archivo, un blog, un nuevo perfil de redes, etc.) o incluso una grabación: todos tenemos cámara en el móvil, podemos grabar la pantalla del ordenador o podemos contactar mediante webcam y hacer role play.

Ej. Curso de fotografía: Haz una fotografía en modo manual con ISO 100 y balance de blancos 'Nublado'. Envíanos el resultado. ¡Lo compartiremos con tus compañeros!.

                          

2. Añade nuevas opciones de interactividad, este punto puede incluso servir para mejorar el anterior (mediante la interactividad el alumno puede experimentar lo que ha aprendido), pero también puede servir para hacer del propio contenido algo más atractivo. Utiliza botones para que descubra, desarrolle, etc. Nuevos conocimientos o introduce en tus contenidos herramientas interactivas (no te pierdas el post de mañana).

Ej. Pulsa sobre la imagen de la cámara y configura la ISO a 200. 

                            
Como ves, el alumno simula el uso real de su cámara seleccionando las opciones con el ratón.

3. Haz que el alumno tome decisiones y varía el desenlace. Esto le motivará y le hará ponerse en situaciones reales sin correr riesgos, lo que le ayudará a saber qué hacer en cada caso sin enfrentarse a la ansiedad que supone hacer algo en la realidad sin experiencia previa. Añade actividades en que, dependiendo de la solución, el alumno obtenga resultados distintos en su avance: una pantalla si acierta, otra distinta si no es así o de nuevo recurre a serious games.

Ej. Elige la exposición que hubieses configurado para lograr esta imagen ¿Qué resultado obtendrás?



4. Genera un contexto: el contexto es vital para que el alumno dé sentido al curso. Crea situaciones con las que el alumno sienta empatía y ve variando esas situaciones a medida que cambian en la realidad, vuelve a adaptarlas, introduce nuevos retos, usa el contexto para generar emociones: prueba con contextos motivadores, contextos estresantes cargados de problemas, etc. Y provoca que el alumno reaccione a través del contenido y las actividades.


5. Plantea problemas y soluciones. Sobretodo si cambias el contexto, este punto es fácil cambiar y mejorar. Puedes hacerlo mediante textos o utilizando material audiovisual sobre casos concretos. Analiza el problema, platea preguntas al alumno y resuelve el entuerto. Si además puedes incluir material con el resultado tras aplicar las soluciones, darás un gran paso en la mejora.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
 
Copyright © 2013 Rebeca la del E-learning
El Blog de Rebeca la del E-learning - Diseño by Zinnamon